miércoles, 12 de noviembre de 2008

Y ahora son dos


Durante tres semanas fue hijo único pero me regalaron otro gato, negro y de la misma edad, parecen hermanos.

Este es Ringo, durmiendo de una forma un poco extraña como suele hacerlo, apenas tiene un poco más de una semana conmigo y creo que ya se volvió mi consentido. Adoro a los dos gatos, solo que congenio más con Ringo.

A pesar de que al principio no se querían tanto, los dos chillaban como teteras cuando estaban cerca, ahora son los mejores amigos.

Aquí una foto de los dos durmiendo juntos, como acostumbran hacer a lo largo del día en sus momentos de descanso, después de correr y jugar como locos.

Me encanta verlos dormidos así, se ven tan tiernos. En estos momentos son los hombres de mi vida, y me encanta jugar con ellos y consentirlos. Realmente me alegra mucho tenerlos, ya no se siente tan solo el departamento cuando llego.